//El día era soleado y calmo

1 / 4

Buenos Aires, Argentina 🇦🇷
Acrylic paint and synthetic enamel on concrete wall and fences
16 x 8 m
Assistance by Rodrigo Rodriguez

Mi deseo era que la experiencia llegara por sí sola, sin presionar de más. Luego de estar un largo tiempo detrás de esto, sentí que era momento de darle un cierre (o una apertura) aplicando un sentido de voluntad extra a esta búsqueda. Y apareció.
El día era soleado y calmo. Los días anteriores fueron tortuosos. Ansiedad, miedo, prejuicios y todo tipo de elucubraciones mentales atravesaban mi estado interno a tal punto de querer abandonar. Sucedieron varias situaciones anormales que casi quiebran mi deseo, como por ejemplo: el día anterior me mordió un perro y tuve que clavarme una inyección (nunca en la vida me había mordido un perro y me gustan mucho los perros); cuatro días antes mi novia tuvo un accidente de auto (no pasó nada, mi novia maneja con atención y nunca había chocado); pisé mierda tres veces en un día (?). La noche anterior sentí hambre y angustia extrema. Sin embargo, al día siguiente estuve ahi y fue lo mejor.
Eran sonidos increíbles, intensos y penetrantes. Vi un enjambre de raíces blancas y negras con lujo de detalles tornasolados, holográficos y tridimensionales empapándose de unos colores inexistentes.
Cruzaron por mi cuerpo miles de emociones y pensamientos, muchos de ellos antagónicos. Sólo quedaron flotando cuatro de ellos:
1) Aunque el miedo y los prejuicios me avasallaron en los momentos previos, una vez viviendo la experiencia todo lo que había pensado, temido y proyectado no sucedió y se evaporó en un instante. De esto concluí que la mente puede ser moldeada y dirigida hacia donde la voluntad quiera, o sea, hacia cualquier dirección, incluido el infinito.
2) Atravesar las circunstancias artificiales que la mente construye es un arduo trabajo que lleva a lugares increíbles e inexplicables.
3) El cuerpo es un instrumento de aprendizaje que posee una sensibilidad adormecida.
4) Amar, confiar y agradecer es lo único que vale y trasciende en la experiencia de la vida.
Los días siguientes se plagaron de emociones muy extrañas e intensas. Sueños vívidos y bizarros, emociones positivas, auto-observación, auto-compasión, bonanza de energía, empatía con los seres, entre millones de otras cosas.
Recomiendo la experiencia a toda la humanidad.
Gracias.