Variable dimensions
Acrylic on wall
Bajo Belgrano, Buenos Aires, Argentina
These series of works were published and printed in the second issue of Hymen magazine in Oslo, Norway.

During the month of November 2015 I decided to make a series of six, very simple and solid murals under a series of specific conditions.
The conditions:
– To limit my visual language to a circle on a background.
– To limit my visual language to a selection of two plain colors, chosen from a palette of blue, red, yellow, green or gray.
– To maintain the geometric shape with certain proportions relative to the size and shape of the wall.
– To center the geometric figure in space.
– To document the work at sunset.
– To document the work in its spatial context.
– To document the work from a frontal view.
– To document the work from the edge of the sidewalk on the opposite side of the road.
The questions:
While I was painting, different people came up to me asking the same question:
“What is the meaning behind your work?”.
I always respond to this question with another question:
“What does it mean to you?”
The answers:
The majority associated the colors with elements found in the Argentine people’s vivid imagination:
– Football teams: San Lorenzo de Almagro, Tigre, Boca Juniors.
– Carnival.
– Political campaign for PRO (followed by an ironic joke).
A smaller group of people talked about Japan’s flag.
I also got a few unexpected answers:
– Christmas time.
– A dot.
– A ball.
– A ring.
– A dish.
– A hat.
– A mexican hat.
– A wheel.
– A clock.
– A planet.
– Neptune.
– A car.
– An eye.
– A letter O.
– The Moon.
– Nothing at all.
– A light.
– A flashlight.
– A window.
– A door to a different dimension.
– A face.
– A head.
– A person.
– Mars.
– Bauhaus.
– A flag.
– A fire in the hole.
No one said anything about the Sun.

Durante el mes de noviembre 2015 me propuse realizar una serie de seis murales muy simples y concretos bajo ciertas condiciones.
Condiciones:
– Limitar mi lenguaje visual a un círculo sobre un fondo.
– Limitar mi lenguaje visual a la selección de dos colores plenos: azul, rojo, amarillo, verde o gris.
– Mantener la figura geométrica con una proporción determinada en relación a la forma y tamaño del muro.
– Centrar la figura geométrica en el espacio.
– Registrar la obra en la puesta del Sol.
– Registrar la obra en su contexto espacial.
– Registrar la obra de modo frontal a la obra, desde el borde de la vereda del lado opuesto.
Preguntas:
Mientras pintaba distintas personas se acercaron con la misma pregunta:
“Qué significa lo que estás pintando?”.
Ante esta pregunta siempre respondo con otra pregunta:
“Qué significa para usted?”
Respuestas:
La mayoría asoció de manera directa los colores con elementos del imaginario popular argentino:
– Equipos de fútbol: San Lorenzo de Almagro, Tigre, Boca Juniors.
– Carnaval.
– Campaña política del PRO (seguido de un chiste irónico).
Un pequeño grupo de gente mencionó la bandera de Japón.
También hubo un par de respuestas inesperadas:
– La navidad.
– Un punto.
– Una pelota.
– Un anillo.
– Un plato.
– Un sombrero.
– Un sombrero mexicano.
– Una rueda.
– Un reloj.
– Un planeta.
– Neptuno.
– Un auto.
– Un ojo.
– La letra O.
– La Luna.
– Nada.
– Una luz.
– Una linterna.
– Una ventana.
– Una puerta a otra dimensión.
– Una cara.
– Una cabeza.
– Una persona.
– Marte.
– Bauhaus.
– Una bandera.
Nadie nombró al Sol.

1 / 6

Herencia de Buenos Aires” series
13 x 9 m
Acrylic and spray on wall
La Boca, Buenos Aires, Argentina
Photos: Julieta Sarraf
.
La Boca, one of the oldest neighborhoods, is located in the port, where the first Buenos Aires was founded in the XVI century. In the late XIX century, the River Plate became one of the most important gateways into the American continent, welcoming a large wave of european immigration and nearby countries. Different cultures settled in the area, mainly from cities like Génova, Italy and Galicia, Spain. The neighborhood was built out with metal, wood, leftover paint from the ships and later on with concrete and cement, leading to different architecture styles such as tenement houses or typical Buenos Aires ornamentations and moldings.
Club Atlético Boca Juniors was founded on April 3, 1905 and nicknamed “Xeneizes”, whose etymology comes from the word “genovese”. According to the legend, the colors were chosen by Juan Carlos Brichetto, one of the port bridges operator. He proposed to adopt the colors of the flag of the first ship that appeared the next day. A swedish flag was waving in the first ship he saw, therefore blue and yellow gave identity to the football club.
This house was built in 1895 by genoveses. They founded a bakery with a 7 m diameter oven in the ground floor, nowadays still working. The current owners are descendents from a galician family that arrived to the country in the ’40s.
This artwork is an attempt to refresh and reinforce the history and identity of the neighborhood in a period of urban renewal. The shields represent the neighborhood of La Boca, the city of Génova, the Autonomous Community of Galicia, the Club Atlético Boca Juniors and the flag represents Sweden.
.
La Boca es uno de los barrios más antiguos de la ciudad, ubicado en el puerto, donde se fundó la primera Buenos Aires en el siglo XVI. A fines del siglo XIX, el Río de la Plata se convirtió en una entrada clave hacia el interior del continente Americano, absorbiendo una gran ola inmigratoria de Europa y países aledaños. Aquí empezaron a confluir diversas culturas, oriundas principalmente de ciudades como Génova, Italia y Galicia, España. El barrio se erigió con chapa, madera, pintura sobrante de los barcos y posteriormente con hormigón y cemento, dando lugar a diferentes estilos arquitectónicos, como las casas conventillo, la arquitectura italianizante y las típicas molduras y ornamentos porteños.
El 3 de abril de 1905 nació el Club Atlético Boca Juniors, apodado “Xeneizes”, cuya etimología proviene de la palabra “genovés”. Cuenta la leyenda que los colores fueron elegidos por Juan Rafael Brichetto, operador de la dársena sur del puerto. Brichetto propuso adoptar los colores de la bandera del primer buque que apareciera al día siguiente. El navío que arribó flameaba una bandera Sueca, por lo tanto, el azul y el amarillo dieron identidad al club de fútbol.
Esta casa fue construida en 1895 por genoveses. Aquí fundaron una panadería con un horno de 7 m de diámetro, aún en funcionamiento. Los dueños actuales descienden de familia gallega, arribada al país en la década del ’40.
Esta obra es una intento de refrescar y reafirmar la historia e identidad del barrio en tiempos de renovación urbana. Los escudos representan al barrio de La Boca, la ciudad de Génova, la comunidad autónoma de Galicia, el Club Atlético Boca Juniors y la bandera representa a Suecia.
Gracias a Collage Lab, Marcos, Lorenzo y sus familias, Héctor y su panadería y Pablo Dompé.
Aguante Boca.

1 / 5

36 x 12 m
Acrylic on wall
Monumental Art Festival
Gdansk, Poland
.
This work continues the series about vexillology, geometry and the study of color. I selected twenty flags of different countries of the world that has the symbol of the Sun in its design. United, they build a path to the light.
Tibet, Nepal, Argentina, Moldova, Malasia, Philippines, Kiribati, Mongolia, Australian Aboriginal Flag, Japan, Bangladesh, Uruguay, Kazakhstan, Taiwan, Niger, Antigua and Barbuda, Malawi, Macedonia, Rwanda and finally Poland.
Detail: Lech Wałęsa used to live in this building during the eighties. He was the leader of “Solidarity” movement, 1983 Nobel Peace Price and first president of Poland after the fall of the communist regime (1990 – 1995).

1 / 2

De la serie “Herencia de Buenos Aires”
Av. Corrientes y Callao
Buenos Aires, Argentina
www.64tonosdebuenosaires.com.ar
.
Durante varios meses conversé con amigxs, taxistas, mozxs, transeúntes y anónimxs sobre una pregunta que me atrapó: ¿cuál es la canción que representa a Buenos Aires?
De Piazzolla a Sumo, de la Tana Rinaldi a DJs Pareja, pasando por Ca7riel y Soda Stereo, empecé a juntar respuestas en una lista de Spotify llamada “64 tonos de Buenos Aires”.
Una noche salí a caminar por el centro. “Amor Buenos Aires” de Jorge López Ruiz fue el primer tema que sonó en mis auriculares. Me perdí por Diagonal Norte y San Martín, buscando pistas en alguna pared escrita o algún bar. En una esquina alguien me cantó un tango de Angel Villoldo, “El carrero y el cochero”. Lo busqué en Spotify pero no lo encontré. Luego lo descubrí en Youtube, era una grabación de 1908.
Me dirigí en dirección sur. Llamé a Z para saber qué opinaba y me contestó “Made in Argentina” de Mala Fama. La agregué a la lista. Seguí deambulando durante cuadras en soledad, buscando y buscando la canción porteña. Llegué al obelisco y me senté a mirar las luces desde la plaza que lo rodea. En este momento me di cuenta: no estaba encontrando la respuesta. Mi búsqueda derivó en una calle sin salida, o más bien, en una avenida de numerosas ramificaciones. Son muchas las canciones de Buenos Aires.
Los días siguientes la pregunta se convirtió en obsesión y la respuesta no aparecía. Hasta que una noche, chateando con Juan, me sugirió que haga foco en el sonido de la ciudad, en su ruido, más allá de la música.
“64 tonos de Buenos Aires” es un piano vertical de 31 metros en el cruce de las avenidas Corrientes y Callao, uno de los centros neurálgicos de la ciudad. El espectro de 64 tonos podría bien remitir a un pedazo de cielo azul, al rojo de la línea B del subte, al amarillo de un taxi, al verde de un pañuelo, al blanco del obelisco, al negro de un pocillo de café, al gris del asfalto, al naranja de un transporte escolar, al bordó de un ladrillo, a los colores de un colectivo, a las banderas de una marcha, a los infinitos matices de la arquitectura porteña y, reposando sobre ella, a los reflejos del Sol. Estos tonos y muchos más se encuentran en la atmósfera de esta esquina. Asimismo, yo creo que también pueden oírse.
No encontré la canción de Buenos Aires. Sin embargo, descubrí una ciudad dirigiendo una orquesta.
PD: allá arriba, cerca del cielo, a 31 metros del piso, en el primer tono azul, incrustado en la pared, hay un texto escrito en un papel. ¿Qué dice? Te invito a escribir en www.64tonosdebuenosaires.com.ar
PD2: siento que es importante comentar que esta obra nació de la mano de la autogestión. Es una gran emoción tener la oportunidad de trabajar junto a tantos amigxs en este punto simbólico de la ciudad. Salud!

1 / 4

Dyptich
Acrylic on wall
Baikal Totem Cultural Forum
Baikalsk, Siberia, Russia

Baikalsk is a small town located on the southern shore of Baikal lake, the deepest in the world and one of the most important freshwater reserves. During the sixties, under the regime of the U.S.S.R., a cellulose factory called “BCBK” was installed in the area. For 50 years the toxic waste was discarded in the lake, polluting the water till the factory closing in 2013.
“Baikal Totem” is an international cultural forum born in Irkutsk in 2014, one of the most important cities of Siberia. The focus of the project is to raise awareness through cultural exchanges about the lake and the freshwater sources in Russia.
Thanks to Andrey Sh, Anatole Boroznenko, @street_art_institute, Polina Ej, @albinamotor y @kupertpro.

Baikalsk es una pequeña ciudad ubicada en la costa sur del lago Baikal, el más profundo del mundo y una de las reservas de agua dulce más importantes. Durante la década del ’60, bajo el régimen de la U.R.S.S., una fábrica de celulosa llamada “BCBK” se instaló en la zona. Durante 50 años desechó sus residuos tóxicos en el lago, contaminando gran parte de sus aguas hasta que la fábrica cerró en el 2013.
“Baikal Totem” es un foro cultural internacional creado en el 2014 en Irkutsk, una de las ciudades más importantes de Siberia. El foco del proyecto es generar conciencia a través de intercambios culturales en relación al lago y las fuentes de agua dulce en Rusia.
Gracias a Andrey Sh, Anatole Borosnenko, Street Art Institute, Polina Ej, Albina Motor y Konstantin Kupert.

1 / 3

29 x 9 m
Acrylic on wall
Ualaual Residencie
Neuquén, Patagonia, Argentina

1 / 1

Variable dimensions
Acrylic on wall
Ualaual residencie
Museo Municipal de Paleontología “Ernesto Bachman”
Villa El Chocón, Neuquén, Argentina
.
El Argentinosaurus Huinculensis es uno de los animales terrestres más grandes de los que se tiene conocimiento, con una longitud de 33 m y un peso de 73 toneladas. Sus vestigios óseos fueron descubiertos por Guillermo Heredia en una estancia rural cerca de Plaza Huincul, Neuquén, Argentina. En el Museo “Ernesto Bachman”, a pocos kilómetros de Plaza Huincul, se encuentra el esqueleto del dinosaurio carnívoro considerado el más grande del mundo, el Giganotosaurus Carolinii (reptil gigante del sur), hallado por Rubén Carolini en las cercanías de Villa El Chocón.
Si bien no se sabe con exactitud si los dos animales vivieron en el mismo período, he aquí la mordida de un Giganotosaurus Carolinii sobre el lomo de un Argentinosaurus Huinculensis: un argentino mordido por otro argentino.

1 / 3

Herencia de Buenos Aires” series
14 x 10 m
Acrylic and spray on wall
“Urbana” Festival
Bajo Belgrano, Buenos Aires, Argentina

The International Code of Signals is a communication system used in maritime navigation. Every letter of the alphabet and numbers from 0 to 9 are represented by a flag with a specific design. The system was created in the 19th century before the invention of the radio for technical and functional information exchange between ships and ports, even for war declarations.
And what if the message is a poem? A love letter? A song?
In 1983 Luis Alberto Spinetta, born and raised in Bajo Belgrano neighborhood, composed with his band Spinetta Jade a song called “Canción de Bajo Belgrano”. This work translates the last verse.
– – – –
El Código Internacional de Señales es un sistema de comunicación que fue inventado para navegar en alta mar. Cada letra del alfabeto y los números del 0 al 9 son representados por una bandera con un diseño determinado. El sistema fue creado en el siglo XIX antes de la invención de la radio para que barcos y puertos intercambien información técnica y funcional, incluso para declarar una guerra.
¿Y si el mensaje fuera un poema? ¿Una carta de amor? ¿Una canción?
En 1983 Luis Alberto Spinetta, nacido en el barrio Bajo Belgrano, compuso “Canción de Bajo Belgrano” junto a su banda Spinetta Jade.
Esta obra traduce la última estrofa.
“La mañana lanza llamas
Desde su herida, débilmente
Calidoscopio de ciudad y vos tan sólo
Tu ropa está vacía
Tan lejos del hogar estás
Que todo sueño duele más
Y ya no hay forma de recomenzar
Los gorriones se suben a todo
Armiño luminoso
Tango de caras, organillero distinto
Sentado en la avenida
Y ya nadie te escucha nunca
Desolado el hombre perdido
Entre camionetas quemadas
En aserrín habrán marcado su mirada
Como a una huella
Y esta siempre se diluye
Como ojos, barro, cielos, todo
Bajo Belgrano, amor ascendente
Es ella quien te busca donde vos no estás
Y es que toda tu canción persistirá
Siempre, siempre, y hasta en el turbio río
Horizonte, litera de casas
Perpetuo remolino y mediodía distante
Y vos estás tan sólo, loco, iridiscente
Tu ropa está vacía
Y ya nadie te escucha nunca
Todos dicen que quizás el amor vuelva un día
Si es que este muro se logra derribar”
Dedicado al Flaco Spinetta, al Rancho Sucre 870 y al Bajo Belgrano.
Gracias a Estilo Libre, Pablo Dompé y Pablo Harymbat.

1 / 1